Comunicado.


El cambio está en nuestras manos...

 

No hay duda sobre los motivos por los que, a día de hoy, se sigue conmemorando el Día Internacional de la Mujer.

 

Seguimos celebrando este día, porque a pesar de los progresos para las mujeres en campos como el legal, el educativo, el político o el profesional, las estadísticas y la realidad nos exigen continuar en la lucha por la construcción de una sociedad más igualitaria. 

 

No nos podemos permitir que el proceso de avance, que es positivo para la sociedad en su conjunto, sufra retrocesos ni se paralice. 

 

Por ello desde la Sección Sindical de CCOO en MAPFRE, todos los días del año y hoy especialmente, reiteramos nuestro compromiso con la lucha por la igualdad real entre mujeres y hombres, en todos los ámbitos de la sociedad.  

 

Sabemos qué para cambiar las cosas no basta con celebraciones un día al año, pero si tenemos claro, que ayuda a visibilizar los problemas. Esto no empieza ni acaba el 8 de Marzo

 

Hay un movimiento internacional de mujeres, más fuerte que nunca. Mujeres organizadas, construyendo propuestas, tejiendo redes, poniendo en marcha procesos de contagio…que culmina este 8 de Marzo, con la huelga de dos horas por turno (mañana de 11:30 a 13:30 horas, tarde de 16:00 a 18:00 horas y noche en las dos primeras horas del turno nocturno).

 

“Yo no deseo que las mujeres tengan poder sobre los hombres, sino sobre ellas mismas". 

Mary Wollstonecraft, filósofa y escritora inglesa del siglo XVIII.

 

La igualdad es una necesidad. Hay mucho por resolver y no admite demora.  

  • Precariedad laboral: mujeres con contratos a tiempo parcial o abandonado el mercado de trabajo, por falta de posibilidades de conciliación y corresponsabilidad en el cuidado.
  • Brecha salarial de género: diferencia injustificada de ingresos entre hombres y mujeres, que realizan el mismo trabajo o trabajos de igual valor.
  • Falta de reconocimiento al liderazgo de las mujeres: hoy día, todavía es escasa su participación en los órganos de toma de decisiones.  
  • Violencia machista: hacen falta políticas que protejan más y mejor, a las mujeres que denuncian este tipo de violencia, que sigue siendo una verdadera lacra social. 

Cuando se atacan los derechos de las mujeres, pierde toda la sociedad.

 

Actuar está en nuestras manos. Si de verdad queremos que se produzcan, esos cambios tan necesarios en nuestra sociedad, todas y todos tenemos un papel que jugar. 

 

 

Desde la Sección Sindical de CCOO en MAPFRE actuamos en la negociación colectiva y apostamos por conseguir que nuestro III Plan de Igualdad, sea un referente para otras empresas, con políticas y prácticas auténticamente igualitarias para toda la plantilla.

También apostamos por la solidaridad y por ello, este año nuestro donativo para el 8 de Marzo por importe de 500€, irá destinado a la ONG Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) y en concreto a su campaña: “Porteadoras. La injusticia a la espalda”.

 

No podemos mirar para otro lado, cuando pasan estas cosas y tan cerca de nosotros…Aquí tenéis su página web www.apdha.org, con toda la información adicional que preciséis.